Drenaje linfático

El drenaje linfático es una técnica manual que estimula la circulación favoreciendo la salida de líquidos con desechos y cuyo objetivo es la activación del liquido intersticial y la linfa a través de sus canales linfáticos, y estos desechos se eliminan mediante la orina y el sudor. Es un masaje de presión suave y se aplica sin nada o con aceite o polvos de talco, y es muy relajante. La técnica que empleamos en la mayoría de los casos es la del Dr. Wooder. El drenaje linfático requiere por parte del terapeuta ciertas dotes de sensibilidad y habilidad dada la fragilidad del sistema sobre el que actúa, al igual que para que el drenaje de la linfa funcione a su propio ritmo natural tiene q ser con la ayuda de un experto cualificado. Respecto a las contraindicaciones, los únicos pacientes que no deben tratarse con esta terapia son los que tengan infecciones o tumores; en cambio es una terapia muy apropiada para post operatorios. Los tratamientos de drenaje linfático suelen durar entre 5 y 10 sesiones, y recomendamos que durante este periodo se acompañe el tratamiento con una dieta sana.

Patologías
  • Sensación de hinchazón
  • edemas
  • hematomas
  • piernas cansadas
  • post operatorios
  • retención de líquidos
  • inflaciones
  • celulitis
  • varices